24 de diciembre de 2014

¿Vuelves?

No me podía reprimir, cuando la señora te visita...simplemente no puedes...
Nuevamente estoy algo triste después de leer aquel libro no escrito, y me reclino sobre mi silla, pensativa.

-¿Estas otra vez con eso?- Zink ha vuelto a hablarme. Hacía tiempo que no manteníamos una conversación. Ninguno de los dos sabe por qué, pero si sabemos que algo nos sigue manteniendo vivos.
-Supongo

-Sabes que no me gusta verte triste.

-Es que...es tanto desperdiciado...y me gustaría poder hacer algo, pero...

-Ha cambiado ¿verdad?

-Más de lo que nunca pude imaginar. Perdió la esencia...

-Seguro que la ha guardado. Nunca dejaría que se le escapase.

-Quiero creerte.

-Deberías descansar.

-Debería haber hecho tantas cosas que nunca hice...

-Hasta mañana.

-Hasta mañana...