29 de septiembre de 2015

Inmortales

Efímero...
Efímero es la sensación que te produce el roce de su piel...
Efímero es el momento en que los labios se juntan por primera vez para romper la timidez de un amor escondido...
Efímero es el valor que somos capaces de crear para momentos concretos de nuestra efímera vida.

Vivimos creando momentos efímeros, que nos dejan un sin fin de sensaciones...

Amargo
Dulce
Estresante
Relajante
PERFECTO

Pero, una vez vivimos todos esos momentos, tan rápidos y fugaces..
¿Que queda de nosotros?


Me gusta pensar que nos podemos volver inmortales creando momentos en la vida de quienes nos rodean, dedicándoles sensaciones, para así crear el recuerdo inmortal de nuestra existencia.

De nosotros no quedarán nuestras hazañas, sino la sensación que dejamos al crearlas.

Dediquemos mas tiempo a volvernos inmortales en esta vida, y menos a ser simples espectadores de momentos ajenos.


17 de julio de 2015

Relog XII: Llegando a un desenlace tortuoso

El tiempo había pasado por su vida como una fugaz ráfaga de viento y, al igual que esta, había ido erosionando partes de su deshilado corazón.

Los recuerdos permanecían encerrados en aquel baúl, aunque sin estar cerrados bajo llave, lo que permitía que, alguna que otra vez, escapasen y se camuflasen en forma de recuerdos felices y necesarios de añorar.

La lluvia seguía empapando su pelo cada vez comenzaba el cielo a llorar, y el olor a suelo mojado la trasladaban hacia lugares lejanos. Eran escasos los momentos en los que se permitía pensar en aquello, hasta que, un día, sin apenas ser consciente, perdió el recuerdo de su mirada.

Trató de buscarla, pues algo en su interior le pedía que la sintiera de nuevo, le pedía volver a sentir como aquellos ojos la hacían comprender la realidad de una manera diferente.

Los esfuerzos siempre fueron en vano, pues sabía, que aquello que le hacía sentir un mar embravecido en sus ojos, jamás volvería.

Debía de comenzar a entender que el pasado, debía que quedarse atrás...

24 de junio de 2015

Reloj XI

Rabia, impotencia, dolor, astío...eran sentimientos que iban naciendo en su corazón conforme sus pies iban realizando un movimiento habitual. ¿Era posible que todo el sentimiento pasado se volviera en su contra?

Ella sintió, por un instante, que su cuerpo se alejaba de su alma, que podía verlo caminar hacia ningún lugar mientras su pequeño ser decidía encerrar sus sentimientos en aquella habitación olvidada donde tiempo antaño residió una niña asustada. El baúl desordenado que había dejado olvidado volvió a abrirse, con el simple propósito de esconder aquel pedazo de sentimiento que formaba parte de su desnutrido corazón. Aquella colección de sentimientos se volvieron similar a un vaso roto en mil pedazos, imposibles de unir.

Sólo le quedaba volver a empezar...


21 de enero de 2015

Reloj X

Sabía lo que el dolor era capaz de albergar, lo que sentiría bajo su pecho al girar y dar aquel primer paso. Pero dejó que sus lágrimas encontrasen el camino que debía de recorrer sobre sus mejillas.

No fue fácil para ella, y sabía que para él tampoco. Pero en su interior intuía la fuerza que los corazones albergaban, o al menos, la necesidad que tenían por hacerse fuertes.

Fuerte, duro, intacto...así se volvería aquella alma que dejó atrás de sí para intentar remontar el vuelo...

Lo que ella nunca supo, o no quiso saber, es que estaba atada, y que su vuelo nunca se alejaría de aquel corazón. Sería la cometa errante que zumbaría alrededor de un corazón reconstruido.