29 de noviembre de 2010

En estos días una idea me ha estado rondando la cabeza...este blog fue creado para entrar en esta nueva etapa de mi vida, para contar mis experiencia, pero hay una experiencia que aqui no ha sido contada, el día de mis 18 cumpleaños...

Cum,plo años el día que nací,como todo hijo de vecino, y yo naci en Octubre, para ser más exacto, el 23...

Y bueno, siempre lo he celebrado como todos, con su tarta, los compis, las canciones, y las chuches..pero este año, a sido muy especial, lo celebré en el salón del manga de Moguer, con mi prima, cosplayada de Lili, Tekken 6...

Como prometí a Vir, os contaré un poquito del mundo friki...

El salón del Manga no es más que una concentración de personas aficionadas a algo, bien a series manga, a videosjuegos, a juegos de rol, o cualquier cosa que te guste...
Bueno pues se elige un día, un centro, y se reunen allí todo el mundo, bien disfrazados o bien de calle, con muchos puestos donde comprar miles de cosas, con comida tipica japonesa, concursos de todo tipo, e inclusos Karaokes.
En Moguer se hizo, como se lleva haciendo 7 años, en el pabellón de deportes, y hubo muucha gente, y me lo pasé muuuy bien..y aquí os dejo algunas fotitos^^

El salón visto desde las gradas^^

Yo, con mi disfraz.

Mi prima con su disfraz, de Asuka, Tekken 6

Ambas luchando, pues nuestros "personajes" son enemigas..xD

Y con algunos amigos, muchos cosplays, de todos los tipos y colores...


Los frikis no somos raros, solo tenemos una visión diferente, nos gustan otras cosas, pero no por ello somos mejores ni peores, solo diferentes...y ser diferente hoy día, significa tener algo de personalidad...

Un besoo

no es por fardar...


Representación propio de obras de Velazquez. En primer plano "las meninas" mi obra favorita, y como segundo, "las hilanderas"...VIVA VELAZQUEZ!


Y mi representación de "noche estrellada" de van gong, para un amigo...xD pero ya me gustaría quedarmelo..xD

Y eso, no es por fardar..pero es que me gusta mucho como me ha quedado..xD así que bueno, esto os lo dejo...mañana los entrego al profe..xD

un besooo

25 de noviembre de 2010

Venga vale...

Me enfado, te chillo, bueno, no a ti, a la pantalla que nos separa, lloro...
Bueno, ya está, ya lo sabes todo, lo que me ahoga, pero bueno..que le vamos a hacer...

Entonces hoy apareces,y en cuanto te vi, a la mierda las murallas que había construido, eres capaz de desmontarme entera..no solo no pude hablar contigo sobre este tema, sino que cuando tu me hablas, solo hago muecas y pequeños sonidos...solo quiera abrazarte.. olvídalo todo...

Y bueno a abusar de los puntos suspensivos..pero es que no tengo mucho que contar, solo que todo aquello que me mataba hace dos días, y que me a guardado, como siempre..

Buen fin de semana.

23 de noviembre de 2010

El cielo llora...

Pasos pesados, cansados, la lluvia sobre mi cara, me empapo poco a poco..no importa, que importa?
Pasa el autobús, ese era el mio, no importa, espero...total, el día no creo que valla a peor...

Mientras el agua resbalan por mi cara, las lágrimas se confunden con ella...¿porqué? ¿ porqué lucho yo sola? ¿es una batalla perdida?
No quiero perderte, y si eso ocurre, no será porque yo no luche..será por ti, por tu pasotismo ante todo,YA ME CANSE!
No puedo seguir tras de ti, luchando cada día, unos tras otros, mientras tu aptitud me mata...

Llega el autobús, y me siento junto a la ventana, en primera fila. EL conductor me mira, le rechazo la mirada, la lluvia tiene más interés para mi...el cielo llora, igual que yo..

Saco mi cuaderno, paso las hojas de apuntes, y me coloca en una página indeterminada..Garabateo con el Stilo de dibujo..y con este mismo, plasmo una palabra sin sentido, que me describe el día, mi estado de ánimo, que me describan ahora...

Tú..esa es mi palabra...

Las paradas pasan, la gente sube y baja, el conductor me mira, mi cuaderno intacto tras escribirte, mis ojos llorosos..mi corazón dividido..

Llego, bajo, camino, me mojo...de que sirve ponerme así? para que? si finalmente TÚ no te darás cuenta de lo que sufro, si al final, todo volverá a ser como antes, yo me tragaré mis palabras, lloraré en mi interior..y tu estarás mejor...

18 de noviembre de 2010

HOy en casita, he podido dormir hasta tarde, y tras recoger la casa, e puesto la estufita y me he adentrado entre las páginas de "Doce cuentos Peregrinos" de Gabriel García Marquez...Estaba bien, pero lo que me ocurre cadas vez que leo un libro, me entran ganas de relatar mis propias historias y experiencias, así que cuando terminé de leerme el primer cuento, "Buen viaje, señor presidente", encendí el pequeño pc y aquí estoy...

Cada vez que escribo, cuento mis experiencias, lo que siento, y lo que la universidad me está otorgando..a veces me siento demasiado egocéntrica, pero nunca me paro a pensar, ¿que otra cosa puedo contar?
Tras un momento pensando, han pasado por mi mente historias que mis padres me contaron, de mis tios, abuelos, primos,etc..; historias que merecen ser contadas, con las que ríes, lloras, te estremeces, porque todas las familias tienen historias así, pero no quiero contarlas, me parece que tienen mucho más valor el contarlas en persona, en días en los que no tienes nada que hacer y te sientas con tus seres queridos a recordar viejos tiempos...

Entonces recordé, a una persona que estuvo en mi vida no mucho tiempo, pero que tiene una historia digan lena de sufrimientos y superación personal..

"Ella se llama Manuela, ahora puede tener unos 50 y picos años, con 5 hijos, la mayoría ya con hijos, casados o divorciados, o que tuvieron hijos sin establecer una relación duradera.
Se casó con apenas 19 años, estando ya embarazada del mayor, del que no recuerdo el nombre. Eran jóvenes, sin estudios, así que la única manera era buscarse la vida trabajando en lo que saliera. Su marido comenzó a trabajar en una cooperativa en Lepe, recogiendo fresas, ya que vivían en Cartaya y no caía tan lejos, y ella comenzó a limpiar casas.
Vivían sin lujos, gastando lo necesario y sin oportunidad de ponerse a ahorrar para proporcionarles un futuro a sus hijos.
Unos tras otros, fueron llegando los demás hijos, llenando una casa de apenas dos habitaciones, y sin oportunidad de buscarse algo más...pero en esa casa consiguió criarlos a todos, ser feliz dentro de lo posible, y mantener a la familia unida...
Cuando el mayor apenas alcanzaba los 25, y el menor los 7 años, el padre sufrió un accidente volviendo de trabajar, y por desgracia, no volvió a aparecer por aquella casa. El mundo se vino encima de esa pobre familia, y las dos niñas que tenían, ambas menores de los 18, comenzaron a limpiar casas junto a su madre, sin posibilidad de terminar los estudios obligatorios. Pero la cosa comenzó a desmadrarse, el chico fue creciendo y juntandose con malas amistades, el mayor le dio a su primer nieto,las niñas no poseían estudios, y el mediano comenzó a trabajar en la cooperativa.

Fue en ese momento cuando la conocí, llegando un día del colegio, una mujer estaba en mi casa, ayudando a mi madre a limpiar. Y con apenas 12 años me dí cuenta de la suerte que tenía, y que tenemos la gran mayoría de nosotros de poder estudiar, de tener un techo y una comida caliente todos los días...
Venía dos días a la semana y comía con nosotros, en ocasiones traía a la niña más pequeña, con 15 años, María, para que la ayudase o para que jugase conmigo mientras ella limpiaba.
Lo que más me sorprendió de ella, y lo que más admiro, era esa sonrisa que nunca se le borraba de la cara y que me regalaba cada vez que volvía del colegio y estaba ella con fregona en mano.

Estuvo un año viniendo a casa, hasta que un día, dejo de venir, pregunté y me dijeron que había encontrado otro trabajo, y que no podía venir a casa...

Pocos años después me enteré que el hijo mediano, volviendo de trabajar en la cooperativa, sufrió un accidente...imaginaros que pasó..

Ahora María tiene dos niños, con 21 años, sigue limpiando y sin estudios.
De los demás apena sé nada...
y Manuela, sigue limpiando, sin dejar de sonreír, llevando la vida para delante sobre sus espaldas, y sufriendo lo que ha sufrido, pero ahí esta...

A veces creo que se me viene el mundo encima por insignificancias, y no me doy cuenta de la suerte que tengo..."

16 de noviembre de 2010

vaa, ya voy!

hoy, ahora, en este momento, estoy en clases, escuchando como el profesor repite lo mismo de la última clase, y yo, para impedir que mis parpados terminen de caer, he decidido compartir con ustedes mi aburrimiento mortal.

Os cuento mi situación: Sentada a mi derecha, Stel, entretenida mirando los apuntes; a mi izquiera La Cabra, como no, jugando a un juego en su pc, y a su lado Manuten, no llego a ver que hace, pero algo hará. Como siempre, en primera fila, pero el profe pasa de nosotros...

Y bueno que digo ahora? me cuesta seguir despierta, y sobre la mesa se debe de estar bien >,<

" Hace días que pasó, que decidí dejar de sufrir y me aparté de tu lado. Sabía que no me hacías ningún bien, pero en cambió seguí a tu lado, porque te quería, porque tu eras el pilar que aguantaba mi vida...
Ahora mi vida se tambalea, me cuesta mantenerme en pie, pero a pesar de ello, me calzo los tacones, me pinto, me adelanto y vivo..."

Stel, ARRIBA ARRIBA =D

15 de noviembre de 2010

mi nueva vida se resume a esto...

12:29, sentada en mi fila de asientos en primera fila, a mi lado Stel, está algo triste por el imbécil de su ex...Pero aqui estamos, compartiendo apuntes y riendo bajito mientras esperamos al profe.
Ahora toca Lengua, este profe mola, es entretenido...pero ahora solo pienso en mañana, a estas horas, seremos Stel y yo quien demos la clase de didáctica a nuestros compis...

Supongo que saldrá bien, el profe tiene confianza en nosotros, aunque no fue muy agradable como nos lo dijo ..xD

" Viernes, 9 a.m.
Entramos en el taller de prácticas, hoy trabajamos con barro, YUPI!
Nos sentamos donde siempre, cerca de la puerta, cerca del profe, cerca del pesado >.<
Mientras disponemos nuestros utensilios de trabajo, el profe se sienta a mi lado y sonríe.

- Stel y Lina, os voy a joder el fin de semana...."

A raíz de eso, este fin de semana a sido mortal, porque tenemos muchas ganas, pero también mucho miedo, ya que nos a confiado a la clase a nosotros..uff..

Bueno, a llegado el profe, hoy como en la uni para terminar el trabajo..asi que nada, un besooo..y ya os contaré..prometo escribiros prontooo...

4 de noviembre de 2010

Ga.Ga.Ma

Discurso excepcional que he tenido que leer hoy en clases. Espero que os guste igual que a mi.


Botella al mar para el dios de las palabras
Gabriel García Márquez

A mis doce años de edad estuve a punto de ser atropellado por una bicicleta. Un señor cura que
pasaba me salvó con un grito: ¡Cuidado! El ciclista cayó a tierra. El señor cura, sin detenerse, me
dijo: ¿Ya vio lo que es el poder de la palabra? Ese día lo supe. Ahora sabemos, además, que los
mayas lo sabían desde los tiempos de Cristo, y con tanto rigor, que tenían un dios especial para
las palabras.
Nunca como hoy ha sido tan grande ese poder. La humanidad entrará en el tercer milenio
bajo el imperio de las palabras. No es cierto que la imagen esté desplazándolas ni que pueda
extinguirlas. Al contrario, está potenciándolas: nunca hubo en el mundo tantas palabras con
tanto alcance, autoridad y albedrío como en la inmensa Babel de la vida actual. Palabras
inventadas, maltratadas o sacralizadas por la prensa, por los libros desechables, por los carteles
de publicidad; habladas y cantadas por la radio, la televisión, el cine, el teléfono, los altavoces
públicos; gritadas a brocha gorda en las paredes de la calle o susurradas al oído en las penumbras
del amor.
No: el gran derrotado es el silencio. Las cosas tienen ahora tantos nombres en tantas lenguas que
ya no es fácil saber cómo se llaman en ninguna. Los idiomas se dispersan sueltos de madrina, se
mezclan y confunden, disparados hacia el destino ineluctable de un lenguaje global.
La lengua española tiene que prepararse para un ciclo grande en ese porvenir sin fronteras. Es
un derecho histórico. No por su prepotencia económica, como otras lenguas hasta hoy, sino
por su vitalidad, su dinámica creativa, su vasta experiencia cultural, su rapidez y su fuerza de
expansión, en un ámbito propio de diecinueve millones de kilómetros cuadrados y cuatrocientos
millones de hablantes al terminar este siglo. Con razón un maestro de letras hispánicas en
los Estados Unidos ha dicho que sus horas de clase se le van en servir de intérprete entre
latinoamericanos de distintos países. Llama la atención que el verbo pasar tenga cincuenta y
cuatro significados, mientras en la república del Ecuador tienen ciento cinco nombres para el
órgano sexual masculino, y en cambio la palabra condoliente, que se explica por sí sola, y que
tanta falta nos hace, aún no se ha inventado. A un joven periodista francés lo deslumbran los
hallazgos poéticos que encuentra a cada paso en nuestra vida doméstica. Que un niño desvelado
por el balido intermitente y triste de un cordero, dijo: «Parece un faro». Que una vivandera de la
Guajira colombiana rechazo un cocimiento de toronjil porque le supo a Viernes Santo. Que Don
Sebastián de Covarrubias, en su diccionario memorable, nos dejó escrito de su puño y letra que
el amarillo es el color de los enamorados. ¿Cuántas veces no hemos probado nosotros mismos un
café que sabe a ventana, un pan que sabe a rincón, una cereza que sabe a beso?
Son pruebas al canto de la inteligencia de una lengua que desde hace tiempos no cabe en su
pellejo. Pero nuestra contribución no debería ser la de meterla en cintura, sino al contrario,
liberarla de sus fierros normativos para que entre en el siglo veintiuno como Pedro por su casa.
En ese sentido, me atrevería a sugerir ante esta sabia audiencia que simplifiquemos la gramática
antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros. Humanicemos sus leyes,
aprendamos de las lenguas indígenas a las que tanto debemos lo mucho que tienen todavía para
enseñarnos y enriquecernos, asimilemos pronto y bien los neologismos técnicos y científicos
antes de que se nos infiltren sin digerir, negociemos de buen corazón con los gerundios bárbaros,
los ques endémicos, el dequeísmo parasitario, y devolvamos al subjuntivo presente el esplendor
de sus esdrújulas: váyamos en vez de vayamos, cántemos en vez de cantemos, o el armonioso
muéramos en vez del siniestro muramos. Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde
la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y
pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima
donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver. ¿Y qué de nuestra be de burro y nuestra
ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una?
Son preguntas al azar, por supuesto, como botellas arrojadas a la mar con la esperanza de que le
lleguen al dios de las palabras. A no ser que por estas osadías y desatinos, tanto él como todos
nosotros terminemos por lamentar, con razón y derecho, que no me hubiera atropellado a tiempo
aquella bicicleta providencial de mis doce años.

3 de noviembre de 2010

Insegura, pequeña y sola...

De que va todo esto? porque tengo que estar otra vez así?
ya estamos de nuevo, ya volvió esa parte de mi que tanto detesto, que me hace caer y no me deja el apoyo necesario para encontrar la forma de levantarme..pero dime..acaso eso te importa?

Sabes que algo en mi me hace quererte, cada día más, en cambio estoy descubriendo otra que me hace alejarme, porque me siento sola, porque nuevamente estoy sola...porque todo lo prometido, se quedaron en palabras?..

Dejame contarte algo..

Hubo una vez una niña, pequeña insegura y sola, que caminaba de aqui para allá sin que nadie la notase. Un cierto día alguien se fijo en que estaba allí, y se acercó, le dio un poco de cariño, y la niña comenzó a seguirlo, sin saber hacia donde iban...Trascurrido un tiempo, el cariño de esa persona dejo de ser constante, y como la niña necesitaba más cariño, se desvió del camino de esa persona para ir a buscar el cariño que tanto anhelaba...Entonces otro alguien le prometió que su cariño siempre estaría, y que no sentiría nunca más sola, que la cuidaría, y así fue, o al menos en un principio...Pero pronto la niña comenzó a sentirse de nuevo sola, pequeña e insegura...

Algo más que contar?