22 de octubre de 2012

Aún persiste mi miedo...

Hubo momentos en los que mi mirada no veía mas allá de ti...
Hubo un instante, en el que perdí el rumbo de mi vida...
Luego llegó el tiempo en el que te quedaste mi norte...

Y después... todo se desvaneció, se volvió oscuro y tenebroso... y la que fue mi brújula, se rompió en mil pedazos dejándome varada a la deriva...
Tuve miedo, sentí frío porque tus brazos ya no estaban, pero aprendí a caminar entre la neblina...

Me cuesta reconocer que las lágrimas que aún brotan de mis ojos sean por ese sentimiento que sigue pegado a mi...me cuesta reconocer que de tanto dolor he llegado a odiarte, y que he aprendido el significado  de "amor-odio"...
Reconozco que sigo caminando, que otras manos me ayudan a no tropezar, y me van enseñando el camino a un nuevo lugar...
Pero tengo tanto miedo de tropezar a empujarlo a esas manos conmigo...a tropezar por tu culpa...

Hoy, a sido uno de esos domingos raros...

Buenas noches...


"Descubrí que le gustaba la lluvia, porque le ayudaba a ocultar sus lágrimas"
Zink


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Palabras...