20 de julio de 2013

#Princesaprometida

Hoy he decidido explicar una de las etiquetas de mi blog, y un personaje que nombro con demasiada asiduidad.
Mi princesa prometida, ese personaje que ha vivido y sentido, ha llorado y reido y ha buscado tanto...ese personaje que escondo dentro de unas páginas de libro.
No es más que el título de un libro, pero no un libro cualquiera, es el libro que cambio mi vida.
Lo leí en un momento difícil para mi, y lleno cada rincón de mi de aventuras, amores, esperanzas y alegrías. Fue un libro con el que comencé a ver las cosas de manera diferente, y con el cual llegué a obsesionarme.

Hoy día, siempre que cojo algo que pueda servirme de espada, no puedo evitar decir "Mi nombre es Iñigo Montoya, tu mataste a mi padre, prepárate a morir" con un movimiento cómico de brazo.

Existe también una película, pero os juro que cuando la vi me dieron ganas de escupir a la pantalla del televisor. Es una película que si, narra la historia, pero se pierde la gracia de la narración del autor, lo detalles y descripciones, pierde completamente todo.
Así que aquí os dejo un buen libro de cama, y un buen relate de aventuras, amor, alegrías y tristeza, torturas y escapadas. Un libro que sin duda, lo tiene todo.

"La princesa prometida" de William Goldman

2 comentarios:

  1. Coincido plenamente contigo Lina. Se lo regalaron a mi hermana hace tiempo, nos lo leímos y nos encantó a las dos. La frase de Iñigo es mitiquísima y la forma de narrar de Goldman es muy bonita. 1beso guapa y estupenda recomendación :P

    ResponderEliminar
  2. Hola chiqui!! me pasaba por aquí para decirte que tienes un premio en mi blog :)

    ResponderEliminar

Palabras...