27 de noviembre de 2013

EL relog IV

Sus pensamientos se han vuelto borrosos, y van desapareciendo dentro de su cabeza. Todo ese tiempo en silencio le está haciendo perder la noción de tiempo. ¿Seguirá el reloj contando los segundos que él pasa así?
A cada instante que intentar recordarla, parece olvidarla un poco más, y algo dentro de él lucha por mantener abierta la puerta hacia ella. Pero las manos de la soledad y el silencio le arrastran cada vez mas a su vacío existencial.
Sabe que no le queda mucho tiempo sintiendo ese dolor en el pecho, pero tal vez sea la mejor forma de comenzar.
¿Seguirá ella anhelando los segundos del reloj?

3 comentarios:

  1. Tic tac, tic tac, tic tac
    El reloj marca segundos de silencio
    Hace nada fué ayer
    Hoy está en el olvido
    Mañana no se recordará...

    Ella sí está en cada tic tac
    Ausente de tiempo
    ...de lo pasado, presente, de lo que vendrá...
    Siempre ella,
    perdida en el reloj donde
    el tiempo no pasa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu aportacion. Una manera ideal se seguir con el reloj. Te importaria que te lo cogiese para el proximo relato?

      Por cierto, gracias por pasarte y leerme. Da alegria saber que no seran palabras escritas sin dueño.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Tienes mi permiso y me gusta como escribes

      Eliminar

Palabras...